Fruit Attraction: una gran feria para un gran sector

Esta semana, en Madrid, estuvimos en Fruit Attraction, la Feria Internacional del Sector de Frutas y Hortalizas. Fruit Attraction es mucho más que un evento presencial aunque este año necesitáramos todos tanto, el reencuentro y la presencialidad. Con más de 1.000 empresas expositoras, 44 países y multitud de actividades complementarias, esta edición de Fruit Attraction ha marcado la vuelta de las ferias presenciales, y además, dejando muy buenas sensaciones. Más de 40.000 metros cuadrados, distribuidos entre los pabellones 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9 y 10 de IFEMA Madrid, recogiendo durante tres días la oferta hortofrutícola y toda las novedades del sector.

Desde BIA3 queremos compartir nuestras impresiones tras recorrer y paladear la feria y sorprendernos ante la capacidad de trabajo y de resiliencia del sector:

1. El sector ha sabido mantener su competitividad, con un valor de producción de cerca de 15.200 millones de euros en el año 2020, un 7 % más que en 2019 y un 9 % por encima de la media de las últimas 5 campañas.

2. El mercado de frutas y hortalizas en España está implantando iniciativas realmente innovadoras, ya no solo para ser más sostenibles, sino para comunicar mejor a sus clientes este tipo de acciones. El interés por trabajar el branding, el marketing y la comunicación es una realidad incostentable ya en el sector

3. Los niveles de confianza del consumidor hacia los productos eco y bio están llegando a cuotas muy elevadas comparadas con años anteriores. La apuesta por estos productos ha sido evidente en la oferta que las empresas ofrecen a sus clientes

4. En la imagen que los expositores han querido trasladar a través de sus stands nos han llevado de vuelta a sus orígenes: la tierra, el cultivo y el esfuerzo para obtener un producto de calidad y seguro.  Son agricultores apegados a la tierra y no pierden esa esencia aunque hayan avanzado cualitativa y cuantitativamente en su apuesta por la innovación, la tecnificación y la sostenibilidad.

5. La fortaleza del sector es indudable y a pesar de las dificultades derivadas de la crisis sanitaria, de las adversidades climáticas sufridas este año, y de los ataques cada vez más frecuentes desde colectivos ecologistas, los productores han garantizado el suministro de frutas y hortalizas a unos consumidores que cada vez valoran más las dietas saludables. Ejemplaridad y coherencia esa es la mejor receta frente al momento que viven. No tienen que justificar lo que no hacen. Sólo comunicar su compromiso con la sociedad.

6. El entorno agroalimentario cada vez es más complejo, y la cadena de valor de las empresas del sector ha de adaptarse para no quedarse atrás.  Hay 3 claves fundamentales para lograrlo: liderazgo, marketing y cooperación. En el sector agroalimentario todo es posible si los distintos ‘players’ somos compañeros de viaje.

Estamos orgullosos de pertenecer a este sector y contribuir humildemente a que se conozca su trabajo que sin duda merece la admiración y el respeto de la sociedad.